Premios Red Natura 2000 en Fuensaviñan

Premio Torremocha2Miércoles, 23.07.2014. La Consejera de Agricultura de la Junta de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano Martín, acompañada por el jefe de la Unidad de Naturaleza de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Stefan Leiner, la Presidenta de la Excma. Diputación Provincial de Guadalajara, Ana Cristina Guarinos López,  la Alcaldesa-Presidente de Torremocha del Campo, María Paz Pérez Laina, y el Teniente de Alcalde, Octavio Contreras Esteban, han visitado hoy el espacio natural ‘El Rebollar de Navalpotro’, en Fuensaviñan, que recientemente ha sido galardonado por la Comisión Europea en los ‘Premios Red Natura 2000’ en la categoría ‘Planificación y cooperación transfronteriza’, por el proyecto ‘Estándar de calidad para los lugares Natura 2000: el plan de gestión de Rebollar de Navalpotro’, realizado en colaboración con EUROPARC-España.

Stefan Leiner ha explicado que el premio reconoce los beneficios de la colaboración y el trabajo en red dentro de la Red Natura 2000 y ha destacado que constituye un buen ejemplo que podría replicarse en otros Estados miembros que quieran fomentar la cooperación entre gestores y administraciones, tanto internamente como a nivel transfronterizo. El éxito del proyecto del LIC de Rebollar de Navalpotro frente a otros aspirantes radica en la aplicación de estándares de calidad de conservación del hábitat sobre los cuales ha sido elaborado un plan de gestión, algo que es fundamental, para introducir medidas de conservación que respondan a las necesidades de cada espacio protegido.

La Consejera de Agricultura de la Junta de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano Martín, declaró que con 1,8 millones de hectáreas de espacios en la Red Natura 2000, la cuarta parte de su superficie, Castilla La-Mancha es una región privilegiada en espacios naturales.

La Alcaldesa-Presidente de Torremocha del Campo, María Paz Pérez Laina, manifestó que es una herencia que hemos recibido de generaciones pasadas y que, los vecinos, agricultores y ganaderos, han sabido conservar con el paso del tiempo, reclamando las subvenciones necesarias para su conservación.